Inicio

EFEMÉRIDES DEL MES

JOSE LEONARDO CHIRINO

José Leonardo Chirino nació en Curimagua, estado Falcón el 25 de abril de 1754. Hijo de una indígena libre y un esclavo negro, fue un zambo libre quien fue precursor de las gestas revolucionarias y la abolición de la esclavitud en nuestra querida patria. El 10 de mayo de 1795 lideró una insurrección armada en la hacienda «Macanillas». Hoy, a 220 años de dicha insurrección, se sigue recordando con escalofrío el sufrimiento de la traición en Baragua, el horror del ensañamiento. La Real Audiencia le condenó a la horca, le cortaron las manos y colocaron una en Caujarao, la otra en Curimagua para que sirvieran de escarmiento pero sirvieron fue para mostrar el camino a seguir hacia la libertad y el reconocimiento de las personas afrodescendientes.

Alí Primera, el Cantor del Pueblo, le rindió homenaje a José Leonardo Chirino y su lucha libertaria. La historia cuenta que el movimiento no se propagó más allá de una parte del occidente del país, pero logró provocar una seria alteración del orden colonial en Venezuela.

Los insurgentes proclamaron abiertamente sus objetivos:
*El establecimiento de una república democrática;
*La libertad de los africanos esclavizados y la abolición de la esclavitud;
*La supresión de tributos pagados por los indígenas y los impuestos como la “alcabala”;
*La eliminación de la aristocracia blanca Este movimiento, de hondas raíces sociales llamó la atención de las autoridades coloniales sobre las diferencias existentes y las injusticias, particularmente en lo tocante al cobro de impuestos a las clases humildes. Aunque fracasó, no fue estéril, porque a la postre se redujeron los impuestos y se cobraron con sentido más humano. José Leonardo Chirino quien no llegó a tiempo para participar en el combate, al saber la derrota se internó en la serranía, trata de reorganizarse. Escribe al cacique y a los indios de Pecaya, pidiéndoles incorporación a la lucha y prometiéndoles que no pagarían demora, esto es, un tributo especial de los indígenas y que ahora se les cobraba en dinero efectivo. Su hija Viviana fue vendida por 200 pesos y a sus dos hijos los vendieron por 120 y 150 pesos respectivamente. Y como última medida se incluye en el escudo de la ciudad de Coro las tres cabezas degolladas y sangrantes de José Leonardo y sus lugartenientes, como pública advertencia a quienes tuvieran pensado levantarse contra el Rey. La condena es realizada conforme a la tradición colonial y en concordancia con los agravios infligidos por el alzado a los sectores dominantes. El 10 de diciembre de 1796, Chirino es inmolado en la horca, en plaza pública y su cuerpo fue descuartizado y colocadas sus partes en distintos lugares.

LUCHA CONTRA MALTRATO INFANTIL.

La organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato infantil como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años, e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. La exposición a la violencia de pareja también se incluye a veces entre las formas de maltrato infantil.
Aproximadamente un 20% de las mujeres y un 5 a 10% de los hombres manifiestan haber sufrido abusos sexuales en la infancia, mientras que un 23% de las personas de ambos sexos refieren maltratos físicos cuando eran niños. Entre las consecuencias del maltrato infantil se encuentran problemas de salud física y mental para toda la vida, y efectos sociales y laborales negativos que pueden retrasar el desarrollo económico y social de los países. Los programas preventivos eficaces prestan apoyo a los padres y les aportan conocimientos y técnicas positivas para criar a sus hijos. La atención continua a los niños y a las familias puede reducir el riesgo de repetición del maltrato y minimizar sus consecuencias.
Asegura la OMS que el maltrato infantil es una causa de sufrimiento para los niños y las familias, y puede tener consecuencias a largo plazo. El maltrato causa estrés y se asocia a trastornos del desarrollo cerebral temprano. Los casos extremos de estrés pueden alterar el desarrollo de los sistemas nervioso e inmunitario. En consecuencia, los adultos que han sufrido maltrato en la infancia corren mayor riesgo de sufrir problemas conductuales, físicos y mentales, tales como: actos de violencia (como víctimas o perpetradores); depresión; consumo de tabaco; obesidad; comportamientos sexuales de alto riesgo; embarazos no deseados; consumo indebido de alcohol y drogas. A través de estas consecuencias en la conducta y la salud mental, el maltrato puede contribuir a las enfermedades del corazón, al cáncer, al suicidio y a las infecciones de transmisión sexual. Más allá de sus consecuencias sanitarias y sociales, el maltrato infantil tiene un impacto económico que abarca los costos de la hospitalización, de los tratamientos por motivos de salud mental, de los servicios sociales para la infancia y los costos sanitarios a largo plazo.

Texto suministrado por el Viceministerio de Comunidades Educativas y Unión con el Pueblo.

En el margen

Historias de una niña con autismo

HEART OF EARTH®

+ THAT ATTITUDE GREEN ACTIONS®

OMCIM Los Medios y la Cultura de la Discapacidad

espacio para generar conciencia de respeto y actitud incluyente

Support

WordPress.com Support

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.